Peeling facial

¿Qué es el peeling facial?

Son muchos los factores que pueden dar lugar al envejecimiento de nuestra piel como la fatiga, el estrés o el sol, ocasionando la aparición de arrugas, manchas en la piel, dañando nuestra dermis y nuestra imagen.

Para solucionar este problema tan habitual en la sociedad actual no hay nada como el peeling facial, un tratamiento de rejuvenecimiento facial que consigue eliminar parte de la dermis y la epidermis, mejorando la calidad de nuestra piel. Con el peeling facial luciremos una piel mucho más firme y suave debido al aumento en la producción de elastina y colágeno.

Este procedimiento médico estético no quirúrgico se basa en la aplicación de distinto productos químicos sobre nuestro rostro para así lograr eliminar, exfoliar y restaurar las capas superficiales, medias así como profundas de la piel.

¿Qué resultados se consiguen con el peeling facial?

El peeling facial es un procedimiento muy completo con el cual conseguiremos diversos resultados que darán un aspecto mucho más joven a nuestro rostro.

  • Atenuación o desaparición de las arrugas, manchas o coloraciones de la piel
  • Exfoliación y regeneración de la piel: rejuvenecimiento de la piel
  • Mejora de cicatrices de varicela, acné, manchas, flacidez cutánea, exposición solar, poros abiertos, queratosis, etc.
  • Mejora de las líneas de expresión y aporta mayor uniformidad al rostro
  • Piel mucho más joven, luminosa, firme y suave

Sesiones y desarrollo del peeling facial

Generalmente con una sesión ya se suelen notar los resultados, aunque pueden llegar a necesitarse entre 3 y 10 sesiones de peeling facial para lograr los resultados deseados por el paciente. Cada sesión de peeling facial superficial suele tener una duración de aproximadamente entre 10 y 20 minutos, tiempo que se ve incrementando si se trata de un peeling facial medio o profundo. Las sesiones de peeling facial no son dolorosas. Una vez finalizado el tratamiento completo lograremos una piel mucho más luminosa, elástica, compacta y firme.

Técnica del peeling facial

El peeling fácil es un procedimiento que consiste en la limpieza de la piel del paciente que se vaya a tratar, eliminando todo el exceso de grasa, y protegiendo la zona de los ojos y el pelo. Posteriormente se aplicará un producto o productos seleccionados por personal cualificado (médicos-estéticos) que dependerán del problema a tratar.

Este producto o solución química producirá una exfoliación y separación de las capas de la piel, lo cual provoca la aparición de una piel regenerada. No se requiere el uso de anestesia, de hecho el procedimiento es ambulatorio.

Share

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies ACEPTAR

Aviso de cookies